15 sept. 2017

Bolso boho

Como me suele ocurrir lo vi, me gustó y me entraron muchas ganas de hacerlo. "Cómo me gustaría hacerlo", "no parece muy complicado", "qué telas puedo utilizar".

Incluso compré las telas que pensaba utilizar, pero de nuevo me entró miedo escénico y lo he tenido parado un montón de tiempo.

Al final me di ánimos pensando que tampoco era tan grave, si la estropeaba siempre podría volver a comprar la misma e incluso comprar otra tan bonita o más. Así que ya animada me puse a ello.

El tutoral que he seguido para hacerlo lo muestra con base ovalada, siendo esta una pieza separada. Lo cierto es que me pareció que hacerle la base me complicaba el proyecto y yo ando muy justita en mis conocimientos "costuriles."

He resuelto el tema haciendo la misma base que hago en los estuches para darles fondo. Me gusta cómo ha quedado y además no me ha dado ningún trabajo.

He utilizado dos telas plastificadas la moteada de algodón y la azul de lino.

Las he comprado en una tienda que vede telas al por menor.

Cuestan unos 14€/m.

Primero compré la moteada, con idea de hacerlo entro con esa tela pero semanas después compré la azul y no fue hasta que me puse a hacerlo cuando decidí combinarlas.

Se me olvidaba deciros que sólo he comprado 1/2 m de cada. Me han sobrado trozos que aprovecharé en algún estuche, cartera, etc.

Mide: 34 de largo, 9 de fondo y 24 de alto (hasta las cintas de atar) de ahí hasta la lazada otros 35 cm. En total el alto son 59 cm.

Al tener tanto fondo el primer día que lo usé fue un caos, no encontraba nada así que aunque no entraba en mis planes hice un organizador. ¡Cómo no se me habría ocurrido antes¡ me parece una idea genial. Además de que cada cosa está perfectamente colocada, lo más importante es que el peso también está repartido con lo que resulta más liviano y cómodo de llevar.

Al colgarlo del hombro veía que quedaba un abertura muy grande y no era cómodo (se veía el contenido) eso sin mencionar que era un reclamo para los amigos de lo ajeno. Tenía que solucionarlo de alguna manera pero ¿qué podía hacer ahora que estaba terminado?. Pensé en varias opciones pero la más fácil, cómoda y asequible fue ponerle un par de cintas y asunto solucionado.

 

 

11 sept. 2017

Neceseres, estuches, monederos, bolsos de mano, carteras...

Que yo recuerde, siempre he guardado las telas de prendas que me gustaban y que desechaba porque se me habían quedado pequeñas, se habían estropeado, o por lo que fuera.

Me dedicaba a quitarle los botones y a hacer retales, que bien dobladitos guardaba en una caja, siempre pensando en que algún día haría algo con ellos.

Me gustan mucho los estuches de bolígrafos, neceseres, monederos redondos y triangulares, fundas porta pañuelos, estuches para auriculares, fundas para el e-book y el i-pad, carteras, tarjeteros,etc. Todo ellos pequeños artículos que me parecen preciosos.

Después de ver muchos tutoriales y dudar más, este verano, me he liado la manta a la cabeza y me he puesto a ello. Sólo sabía que tenía que intentarlo.

Como siempre que se inicia una actividad nueva hay cosas que se hacen especialmente difíciles. Todo parece muy fácil hasta que te pones a ello. En este caso lo que más quebraderos de cabeza me ha dado ha sido la forma de poner las telas para colocar las cremalleras.

Ahora, al menos, soy capaz de poner una cremallera con tela exterior y forro, hacer las bases para que la pieza asiente, poner los deslizadores de las cremalleras, sacar y hacer patrones y unas cuantas cosas más que nunca está de más saber.

Eso si, he roto unas cuantas agujas, me he dado unos pinchazos de campeonato y ha habido diseños a los que he renunciado porque no acababan de salirme.

Lo mejor de todo es que me he divertido un montón, decidiendo primero qué diseño hacer luego qué telas usar y por último haciéndolo.

 

4 sept. 2017

Pajarito blanco y rojo

Una detallito bonito para aprovechar restos de hilos o simplemente para hacer por hacer, como ha sido mi caso.

Podría haberlo hecho todo en color crudo pero por romper la monotonía opté por poner la pareja guía de color rojo y hay que ver el cambio que le da, es decir, la fuerza que tiene.

En el modelo original las hojas están hechas con otro material, yo diría que es un tipo de papel o fibra pero he decidido hacer guipures.

Lo he trabajado con lino del número 40 y 4 parejas.

Después de rematar todo el contorno he colgado las dos parejas para hacer el primer guipur.

Una vez finalizado he hecho un cordón torsionando las parejas para llevarlas al inicio y poder así trabajar el segundo guipur. De nuevo he torsionado las parejas para llevarlas al inicio y rematar, escondiendo extremos.

La opción de hacer un cordón torsionando parejas es la más útil en este caso ya que quedará por el dorso. Mejor esta opción que cortar y volver a colgar parejas. En mi opinión cuanto menos haya que rematar mejor.

 

 

12 jun. 2017

Puntilla gris perla de Frivolité

Siguiendo con las puntillas, os muestro otra sencilla y bonita puntilla realizada también con hilo de perlé del número 12.

Mide 2,03 x 2 cm

 

5 jun. 2017

Corazón Encaje de Idrija de cinta ancha

He puesto 5 parejas pasivas y 2 más para los pies. He hecho toda la cinta de una vez. La flor de guipures la he hecho al final, colgando las 12 parejas.

Realizado con lino del número 40.